Agrupaciones de padres y sostenedores piden a autoridades de la región de Valparaíso apoyar el proyecto de Admisión Justa

Representantes de la Confederación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados de Chile (Confepa), de la  la Asociación Nacional de Centros de Padres y Apoderados de los Colegios Asociados a la Fide (Anapaf) y de la Red de Sostenedores de Colegios Particulares Subvencionados (Redco) de la región de Valparaíso, se reunieron con el Intendente, Jorge Martínez, y la Seremi de Educación, Patricia Colarte; para pedir apoyo político para el proyecto de Ley Admisión Justa.

En la reunión, Paola Ahumada, vicepresidenta nacional de la Confepa manifestó que “dimos la lucha durante muchos años y en este momento no están quedando nuestros hijos en los colegios que queremos».

«Queremos que los parlamentarios se den cuenta de lo que ha pasado y nos puedan dar la esperanza y apoyen el Proyecto de Ley de Admisión Justa, porque es la única posibilidad como apoderados de elegir el colegio para nuestros hijos, nuestra mayor herencia para nuestros hijos es la educación”, afirmó.

Rodolfo Orrego, sostenedor y Presidente Regional de REDCO y director nacional de CONAPAS, hizo causa común con los apoderados y aseguró que “los colegios no elegimos a los alumnos, son los padres que llegan a los colegios y eligen un proyecto educativo y ahora se han visto coartados».

«Los colegios particulares subvencionados han hecho un gran aporte en los últimos 40 años a la educación chilena poniendo a disposición a las familias diversos proyectos educativos y hoy ellos no pueden hacerlo. Le pregunto a los parlamentarios que se niegan a legislar y que votarán negativamente que veremos quiénes son y los conmino: sometan a sus hijos a una tómbola y al proyecto que el Estado les designe, no al que ustedes por los recursos que poseen puedes comprar para sus hijos”, enfatizó.

En la carta los padres piden dejar a un lado las ideologías y «enfocarse en el Chile real que hoy muestra dos realidades: una para quienes pueden optar por la educación privada de sus hijos y otra muy distinta para quienes somos parte de las comunidades educacionales públicas y subvencionadas».

Para que el esfuerzo de nuestros hijos sea reconocido firma aquí.